Marzo 2017

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de La Palma elegida para formar parte del Consejo Rector del Patronato de las Fiestas de la Bajada de la Virgen de Nuestra Señora de Las Nieves.

Sergio Matos lamenta que el documento no cuente con el voto unánime de la corporación y apela a la voluntad de consenso en torno a las Fiestas Lustrales.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha aprobado en el pleno celebrado este lunes los nuevos estatutos del Patronato de la Bajada de la Virgen, el organismo autónomo municipal de quien depende la organización y gestión de las Fiestas Lustrales.El alcalde, Sergio Matos, asegura que “con este nuevo marco reglamentario, la gestión y organización de la Bajada de la Virgen cuenta con una normativa adaptada a las circunstancias actuales, ya que los estatutos vigentes databan del año 1984 y en varios aspectos se habían quedado obsoletos”.El alcalde destaca el hecho de que el documento aprobado “da un mayor protagonismo a los ciudadanos y establece las vías de participación en la organización y desarrollo de las fiestas, por lo que podemos decir que estos estatutos acercan aún más la Bajada al pueblo”. Sergio Matos lamenta que el documento no fuera respaldado por voto unánime de toda la corporación (los concejales de PP, NC y el concejal no adscrito se abstuvieron) y apela a “la voluntad de consenso que debe existir en torno a la cita más emblemática de nuestro calendario”.A lo largo de siete capítulos y 37 puntos del articulado, los nuevos estatutos establecen la constitución, naturaleza, fines y régimen jurídico, organización y funcionamiento y el régimen económico del Patronato. Se mantiene la estructura que existía hasta ahora respecto al gobierno y administración del organismo, con la figura de un presidente, que será el alcalde, un Consejo Rector y un Consejo de Gerencia.El Consejo Rector estará formado por el presidente, un vicepresidente (el concejal de Fiestas), secretario, interventor y un máximo de 35 vocales, entre los que se incluyen los concejales de la corporación, dos representantes de la Comunidad Autónoma, dos representantes del Cabildo de La Palma, el párroco de la iglesia Matriz de El Salvador, tres representantes de las asociaciones de vecinos y seis ciudadanos elegidos por el pleno “que, por su experiencia y conocimiento, aporten a la Junta Rectora importantes funciones de asesoramiento” y que serán nombrados “a propuesta de los grupos políticos municipales”, según se establece en el documento aprobado.También formarán parte del Consejo Rector dos representantes del colectivo empresarial del municipio y un representante de la Cofradía de los Custodios de la Virgen, de la Asociación Económica de Amigos del País y del Foro Cívico, además del cronista oficial de Santa Cruz de La Palma.Entre las competencias del Consejo Rector figuran la planificación, programación y coordinación anual de las actividades del Patronato, determinar las actividades festivas, artísticas, culturales, deportivas y tradicionales que han de desarrollarse con motivo de las fiestas y aprobar la propuesta inicial del presupuesto de este organismo autónomo.Dentro de este órgano se crearán diferentes comisiones, cada una de las cuales estará coordinada por un representante del Consejo Rector. Dichas comisiones, en las cuales podrán formar parte ciudadanos del municipio, se encargarán de las distintas áreas y números que constituyen el conjunto de los festejos. Así, habrá comisiones dedicadas a actos tradicionales, actos religiosos, actos populares, espectáculos, deportes, actos culturales, orquesta de cámara y coros, talleres, carrozas, cabalgatas e indumentaria, economía e infraestructuras, así como una comisión para la declaración de la Bajada de la Virgen como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.El Consejo Rector designará a su vez, de entre sus miembros, a un Consejo de Gerencia, cuyas funciones serán aprobar inicialmente el programa de actividades artísticas, culturales, deportivas y tradicionales con motivo de las fiestas o establecer los pliegos para la contratación, entre otras atribuciones.Los estatutos serán sometidos a información pública durante un plazo de 30 días para la presentación de reclamaciones y sugerencias. Una vez que entren en vigor serán derogados los hasta ahora vigentes, aprobados por el pleno del Ayuntamiento en 1984 y modificados en 1999.
 

Fuentes: El Apurón, eldiario.es y El Diario de Avisos de 13 de marzo de 2017.